No dejes que pase tu momento

Es hora de pasar a la acción

Clases abiertas para los cursos regulares

¿Quieres probar una clase de teatro?

Ven a nuestras clases abiertas y descubre lo que puedes aprender y divertirte en los Cursos Regulares de la Escuela PLOT POINT
 

 

Si estás interesad@ en asistir, escríbenos a info@plotpoint.es o llama al 91 474 97 65 y déjanos tu nombre completo, teléfono y mail. Las plazas se adjudicarán por orden de confirmación de asistencia.

Nuestras clases son 100% PRÁCTICAS, personalizadas y basadas en TÉCNICA, PÚBLICO, TEXTO y FOMENTO DE LA AUTOESTIMA. En este vídeo puedes conocer más sobre las clases,

Aquí puedes ver los horarios de los cursos regulares

Escuela PLOT POINT, líderes en actuación

La escuela PLOT POINT es ‪líder‬ en la formación de actrices y actores. Lo cuentan nuestros licenciados alumnos de tercero junto a un genial Kevin Spacey, emulando el The Leader We Deserve de House of Cards.

Gracias a Alba, Álvaro, Asia, Bea, Borja, Delia, Gabi, Natalia, Javi, Jorge, Laura, Mamel, Patricia, Pili, Suso y Yaiza por su divertida participación en el vídeo que ha grabado y editado Carlos De Matteis.

Provocaciones de la actuación teatral, por Carlos De Matteis

 

¿Hay que doctorarse en psicología para actuar?

 

“El teatro nunca perteneció a los eruditos ni a los académicos sino a los descarados”. El teatro siempre fue un espacio para las personas que no comulgan con lo establecido desde los claustros del pensamiento oficial”

Harold Bloom

  

Después de dos semanas de muestras hacemos balance. Quedan atrás los saludos entusiastas de amigos, exalumnos, familiares y la presencia de algunos profesionales del medio, que siempre buscan alguna actriz u actor para una producción próxima. Ahora reflexionamos sobre la experiencia de “enfrentarse al público”.

Es estupendo que tod@s hayan participado en las segundas muestras del año. Decenas de actrices y actores que hace apenas 9 meses llegaron a PLOT POINT, algunos sin haber pisado nunca un escenario, se enfrentaron ante un numeroso público con escenas de autores contemporáneos.

Pero muy a pesar de nuestra insistencia en algunos puntos sobre la creación de personajes, con pena tenemos que confesar que algunos modelos “mediáticos” pueden llegar a tener más influencia que la entrega y el amor de nuestros profesores. Cuándo al terminar la muestra alguien se acercó a mí para decirme que si hubiera sabido más sobre el personaje, como qué edad tenía exactamente, o de que zona de Rusia provenía, o cuántos años llevaba dando conferencias, lo habría abordado de otra manera, mi corazón se paró un instante para evaluar la respuesta.

Afortunadamente, en esta profesión no estamos solos y siempre hay referentes a los que acudir para orientarse. El autor no sabe ni tiene porqué saber la respuesta.

Escena con Carlos De Matteis Escena con Carlos De Matteis
A la izquierda, José Luis Ayala y Alfonso San Simón con Carlos De Matteis. A la derecha, Suso Díaz y Natalia García.

 No sirve de nada, como dice David Mamet, conocer la historia del boxeo cuando sales al ring. No sirve para nada saberse de memoria la historia de Dinamarca o Inglaterra cuando te enfrentas a cualquiera de sus escenas o monólogos. El teatro es para nosotros una experiencia física, no intelectual. Consiste en representar unos textos mientras ejecutas unas acciones simples y posibles.

Y luego, noche tras noche la obra va cambiando. Estar vivos es la experiencia más conmovedora que podemos mostrar al público. Lo demás es mentir.  Y para saber que es la mentira, ya tenemos a los políticos que siempre estarán mostrándonos lo contrario de lo que piensan.

Actuar significa hacer algo y siempre es posible teniendo un objetivo. Mientras que para creer hay que manipularse, engañarse y pretender engañar. Cuando éramos niños jugábamos sin más. No nos planteábamos “la creencia” como esencial para jugar. Accionábamos en comunión con los demás o sólo con un palo que convertíamos en miles de objetos.

Persiste en España, una tendencia a convertir a los personajes en sujetos psicológicos que encajen en las distintas corrientes, para unos el psicoanálisis, para otros la Gestalt…  Pero los personajes son sujetos poéticos y no tienen psicología. Es un reduccionismo meterlos en el lecho de Procusto de nuestros esquemas, transformando así el trabajo de actrices y actores en un viaje psicológico de las escuelas de moda, sea el psicoanálisis, la Gestalt o lo que sea.

La poesía y el arte siempre están adelantando el camino de la ciencia.

menage-8

Delia Bianchi, Carlos De Matteis y Jorge Del Barrio en un ensayo del próximo estreno Ménage à trois

Si de verdad existe una pulsión de atracción del varón sobre el cuerpo de su madre, fue en principio una reflexión dramática que luego Freud convirtió en dogma. Antes de que la física cuántica enunciara la posibilidad de que el observador del fenómeno alterara el mismo, fue el poeta el que expresó que “el sabor de la manzana no está en la manzana sino en el choque de la manzana contra el paladar”.

Trabajar intensivamente sobre el texto, construyendo análisis psicológicos y semánticos sólo sirve para que la actriz o el actor tengan un modo seguro de evitar conectar consigo mismos y con sus compañeros. Todo tendrá apariencia de realidad, como los discursos de los políticos, pero todos sabemos que es mentira.

 

“No tenemos que volvernos expertos en historia ni más sabios, ni  más sensibles, ni más interesantes para actuar. Sólo tenemos que volvernos más activos. Y accionar, es perseguir un objetivo con vehemencia”.

David Mamet 

 

Hay un camino diferente y es el camino de la acción. En eso nos centramos en Plot Point, no en “creer más”. Podemos asumir unas pocas acciones simples que sugiere el texto en la primera impresión y lanzarnos detrás de esos objetivos. Eso hace que el objeto del trabajo no esté dentro de uno mismo, sino fuera y además contiene al partenaire y al público. Lo contiene todo. “Creer” es un objetivo inmovilista e imposible.

menage-13

Borja Álvarez y Alba Huelves en un ensayo del próximo estreno Ménage à Trois

A veces parecería que debiéramos meternos en un estado “mágico” a través de toda la información que hemos recibido y tratar de hacer “¿real?” nuestra interpretación.

Pero el teatro es para el público y no es una destreza de auto inducirnos ese estado “mágico”. El placer que conlleva se sustenta en las emociones y reflexiones que provocamos en el espectador y no en nuestra “masturbación” emocional.

Los espectadores han venido a ver una obra, no el esquema “emocional” razonado de vuestra idea de lo que el personaje pueda sentir en circunstancias ajenas a las de la obra.

 

“Un actor nunca tendría que buscar interioridades. El actor tiene que mantener los ojos abiertos
para ver lo que el otro actor está haciendo momento a momento, y decir lo que le toca.
Mirad hacia afuera en lugar de hacerlo hacia adentro y enfrentaos al mundo”.

David Mamet

 

Como dice Mamet, cuando un boxeador sale al ring no acude antes a la historia del boxeo. Completa round a round cumpliendo objetivos, muy atento a lo que hace su partenaire. En eso le va la vida. Esa es la metodología que usamos en Plot Point. Entrenarnos para ser cada vez más permeables, absorbentes y reactivos a lo que ocurre en nuestra escena. Porque impactar al público con nuestras reflexiones poéticas es siempre el objetivo.

El teatro proviene del baile, no de las academias. Shakespeare no era un erudito, era un chico de la calle, como la mayoría de los artistas que inspiran. Como los boxeadores son gente que tiene un objetivo y sale al ring a cumplirlo.

Plot Point es el lugar donde ayudamos a que las actrices y actores desarrollen la capacidad de luchar por sus objetivos, teniendo a la acción como herramienta fundamental.

 

* Texto de Carlos De Matteis

* Fotografías de Marina Skell

 

  • curso-iniciación-escuelasdeteatro

    Nivel iniciación
  • curso-intermedio-escuelasdeteatro

    Nivel intermedio
  • curso-avanzado-escuelasdeteatro

    Nivel avanzado
  • Cursos intensivos